La Casa Gran

Su origen está en una alquería islámica que estuvo bajo jurisdicción del Castillo de Bairén (en Gandía – Valencia ). Después de la conquista cristiana se conoció como La Alquería del Tamarit. Su topónimo viene de las grafías guarda y mar, en relación a la custodia y vigilancia de la zona costera.
El término municipal tiene una extensión de 1,10 km2 y forma alargada de este a oeste, con 132 habitantes.
El pueblo se reduce a cuatro hileras de casas y está formado por tres calles primitivas.
A escasos 300 m del pueblo de Guardamar encontramos su playa. Ésta se caracteriza por ser familiar, tranquila, y por su magnífico trazado urbanístico, en el que se respetan abundantes zonas verdes.
La agricultura es la única fuente de recursos locales con un 77,7 % de la extensión cultivada con cítricos.

Que se puede encontrar?

Espacios Naturales: 
Dentro del término municipal de Guardamar encontramos la única playa virgen de la Safor, en la cual se conserva intacto el sistema de dunas y la vegetación autóctona. La franja litoral tiene un total de 400 m y actualmente cuenta con toda clase de servicios turísticos.

Edificios y monumentos de interés  

Iglesia de Sant Joan
Obra del siglo XVII con estructura de madera reformada en el siglo XIX y con aspecto de ermita a causa de su sencilleza estructural. En el interior se conserva la única imagen barroca de la Mare de Déu de la Llet.
Casa Grau o Casa dels Tamarit

Antigüa casona señorial de final del siglo XVII considerado el más importante del pueblo. Perteneció al marquesado de Mirasol, aunque los últimos propietarios fueron los Condes de Trenor. Su estado de conservación es excelente.

Las fiestas religiosas en honor a San Joan y a la Mare de Déu de la Llet se celebran la segunda semana de Agosto, con los tradicionales fuegos de artificio.

Historia

 

También conocida como la Alquerieta. Antigua alquería islámica, tras la conquista conservó su población hasta la expulsión de los moriscos en 1609, fecha en qué contaba con casi un millar de habitantes. Prácticamente despoblada en las décadas siguientes, pasó a ser posesión de los Borja y, después, fue adquirida por el conde de Trénor. Su último señor fue, hasta la abolición de los señoríos, el marqués de Mirasol.

El edificio de la iglesia, que es aneja de la parroquia de Miramar, se construyó en el siglo XVII y se reformó en el XIX. Esta dedicada a San Juan Bautista, patrón del lugar.

 

 

 

El pueblo de Guardamar estaba formado antiguamente por tres calles primitivas y cuatro islas de casas, en la calle de la Iglesia se situaban los edificios más antiguos, como la Iglesia, el Trapig (un tipo de molino de azucar, aceite, etc.) y La Casa Gran, donde residía el Señor del lugar, el aspecto actual de la Casa Gran data del S. XVII. Un dato curioso de los archivos de 1894 donde aparecen la contribución de los distintos edificios y casas. La Casa Gran, con en el número 9, tenía una contribución de 122 pesetas.

En La Casa Gran han vivido distintas familias importantes y de renombre de la época, una destacada era la familia Climent, que eran inquilinos importantes y que ha parte de ser de los mayores propietarios de tierras del lugar, defendían los intereses de la familia Trènor Pallavacino, además de cuidar sus tierras.

En 1983 las Normas Subsidiarias del municipio protegen La Casa Gran y la Iglesia, por tratarse de los inmuebles más importantes y por formar parte de los elementos representativos de la memoria colectiva del pueblo. Con el PGOU de 2005 ya aparecen como bienes catalogados y protegidos.

banner la casa gran